Encuadernación artesanal

El arte de construir un libro a partir del cosido de un número indeterminado de cuadernillos se ha mantenido casi invariable desde su origen, desde los primeros siglos de nuestra era, hasta la actualidad. Al dotar a un volumen de una encuadernación le estamos proporcionando solidez y asegurando una mejor conservación. Pero además convertimos el conjunto en un objeto bello y al mismo tiempo funcional.

 

Fases en la elaboración de una encuadernación

puntoPreparación de los cuadernillos o de las hojas sueltas.

puntoElección y preparación de las guardas.

puntoRealización del cosido. Siendo una de las fases fundamentales del proceso, es necesario poner especial atención en su realización. Existen diferentes tipologías. La elección de una u otra dependerá de diferentes factores: tamaño, época, fragilidad, estilo de encuadernación. Es muy importante también la elección del grosor del hilo en base al número de cuadernillos, grosor de los mismos y tipología de encuadernación.

puntoRedondeo y refuerzo del lomo. Dependiendo del estilo de encuadernación se realizará posteriormente el cajo (es el resalto que forma el encuadernador en el lomo del libro para que encajen las tapas) o menos.

puntoAplicación de cabezadas falsas con carácter decorativo o realización de cabezadas cosidas con función estructural y decorativa.

puntoElección y colocación de los cartones de las tapas.

puntoRealización y aplicación de lomera si el libro lo requiere.

puntoCubierta de las tapas con diferentes materiales: piel, pergamino, tela, guaflex, papel.

puntoDecoración de las tapas y el lomo. En seco, en oro, en tinta,… con múltiples composiciones y estilos.

 

Share Button